• Infocus

¡Crear a partir de lo que existe!

Actualizado: jul 10

Hoy venimos a darle un giro al concepto de creatividad que todos conocemos y proponer otras maneras de pensar y desarrollar nuestra habilidad creativa!

Hay varias definiciones escritas sobre este concepto, y todas refieren a la habilidad para generar algo distinto, es decir algo nuevo y original, aunque también práctico y aplicable. Si profundizamos un poco sobre esta definición, nos damos cuenta que hay muchas cosas más que no están dichas y deberían hacerse explicitas.

¡Hablemos un poco sobre creatividad!

Desde mi punto de vista, socialmente se observa a la creatividad como una cuestión abstracta e inalcanzable o, mejor dicho, alcanzable para unos pocos, llámense estos artistas, escritores, pintores, entre otros. Aunque quiero sacarle esta etiqueta estigmatizante a la creatividad y demostrar que todos nosotros tenemos la capacidad de ser creativos en cualquier aspecto de nuestra vida.

Si bien puede que pensemos que la creatividad es innata y solo la desarrollan algunas personas, en verdad todos nacimos con la habilidad para expresarla, y podemos llevarla a cabo en nuestras acciones diarias. La pregunta clave sería… ¿Cómo?

Bueno, esta es la pregunta que desata el dilema. Somos creativos cuando encontramos una forma diferente de hacer algo que está aceptado socialmente. Es decir, ser creativo es el arte de transmitir nuestras ideas sobre un tema, aunque integrándolas a un área de interés aparentemente contrapuesto.

Este punto es importantísimo en la creatividad, ya que a la hora de crear algo que no se había pensado anteriormente, es necesario integrar aristas que consideramos incongruentes lógicamente.

Entonces… Ser creativos es fusionar dos áreas que nunca hubiéramos pensado que tendrían relación, y presentarlo como la unión de algo nuevo.



¿Todos podemos expresar nuestra creatividad?

Sí, todos podemos crear cosas nuevas en cualquier ámbito de nuestra vida. Como ya mencioné, no es una habilidad innata, sino que lo vamos desarrollando a medida que vivenciamos determinadas experiencias, y que nos permitimos asociar cuestiones que no tienen relación entre sí.

Te propongo que a la hora de crear algo nuevo, dejes fluir tus pensamientos y no te centres en un único concepto. Cuando intentamos centrar la atención en un solo tema, restringimos la aparición de ideas nuevas. Las ideas innovadoras aparecen cuando dejamos de controlar y condicionar nuestros pensamientos, y nos permitimos relacionar temas dispares. Cuando pienses que esa idea que se te vino a la mente no tiene nada que ver con lo que querés hacer, volvelo a pensar, capaz ahí está la magia.

La creatividad surge de esas ideas incoherentes y lógicamente inimaginables, porque todavía no fueron pensadas por nadie. Buscá un equilibrio entre las ideas fáciles de asociar y las que nos resultan impensadas, creando algo nuevo a partir de ellas.

Las personas nos sentimos cómodas con lo conocido, aunque lo que nos llama la atención surge cuando a esto conocido se le suman pizcas de desconcierto que crean algo distinto a lo que acostumbrábamos. Pensemos en Netflix, en Spotify o en Tik Tok, todas estas plataformas surgen a partir de ideas pensadas con anterioridad, aunque incluyendo pizcas de desconcierto que les permitieron destacarse socialmente, y ser aceptadas por ser innovadoras y diferentes.

¿Cómo podemos mejorar nuestra creatividad?

Una técnica que podés implementar para dejar fluir tus pensamientos y no aferrarte a ellos, es la meditación basada en la atención plena o también llamada mindfulness, ya que te permite mantenerte en el momento presente, dejando que los pensamientos fluyan sin condicionarlos o forzarlos hacia una dirección determinada.

A través de esta técnica, podemos mejorar nuestros procesos mentales más complejos como la atención, la imaginación y la memoria, pilares esenciales para la creatividad. Además, los momentos de ocio son claves para despertar nuestra creatividad y permitirnos desarrollar nuevas ideas. Aunque no lo creas, las grandes teóricas fueron pensadas cuando la mente de los investigadores no estaba ocupada, sino que simplemente descansaba.

Te invito a que aproveches este tiempo que nos toca estar en casa, para dejar fluir tu mente y abrirte a un abanico de nuevas posibilidades.

Animate a pensar nuevas formas de hacer, a ir más allá de los límites, a desafiarte todos los días y sobre todo a adoptar cada fracaso como un escalón más hacia tu éxito.


  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Instagram