• Infocus

¡Tips para armar tu CV!

Actualizado: abr 15

¿Estás pensando en armar tu CV y no sabés por dónde empezar? ¿Tenés dudas sobre qué aspectos deberías incluir y cuáles son secundarios? ¿No sabés cómo organizar la información?


¡No te preocupes! La idea de esta nota es poder acercarte algunos consejos desde nuestra mirada de selectores, para que entiendas qué es lo que evaluamos en un curriculum y cuáles son los datos que nos interesa que estén plasmados, para facilitarnos la lectura y comprensión de la información.


Siempre recordá que el CV es la primera impresión que vas a dar a los evaluadores sobre vos, y es lo que querés que los demás conozcan sobre tus conocimientos, experiencia e idoneidad sobre el puesto al cual estás queriendo aplicar! Por lo tanto, lo que incluyas en el curriculum es lo que los selectores verán para considerar y determinar si tu perfil profesional podrá aplicar o no para la búsqueda en cuestión.


Tené en cuenta que los evaluadores tardan menos de 1 minuto en leer tu CV, así que intentá ser lo más claro y conciso posible, incluyendo la información pertinente sobre el puesto de trabajo, para mostrar un agregado de valor sobre tu perfil profesional. Diseñalo en una o dos hojas como máximo, que esté visualmente coherente y alineado, para que los selectores puedan entenderlo de manera rápida.


¿Cuál es el primer paso para diseñar mi CV?


Antes de sentarte a escribir, pensá hacia donde te querés orientar profesionalmente, y qué trabajo estás buscando, para a partir de allí poder elegir la información adecuada que deberás incluir a la hora de armar tu CV.


Ahora bien, una vez que hayas pensado qué puesto estás buscando y hacia dónde te querés orientar, empieza la travesía del diseño propiamente dicho. No te preocupes, no es difícil, simplemente se trata de definir y decidir qué información querrás incluir y cuál no, es decir, cómo querés mostrar tu perfil profesional. Una vez resuelto este punto, tenés que pensar cómo organizar esta información de la manera más clara posible.


Arranquemos por lo primero… Nuestros datos personales. ¿Qué quieren saber los evaluadores en este punto?


Es importante que incluyas tu nombre y apellido completo, tu fecha de nacimiento, tu DNI, zona de residencia y por supuesto tus datos de contacto! No te olvides de incluir un número de teléfono al cual te puedan encontrar en cualquier momento y un email para que puedan contactarte en caso de no poder ubicarte en tu celular. Si quisieras también podés incluir tu perfil de LinkedIn.


¿Es necesario armar un extracto personal?


Yo te diría que sí, si bien no es obligatorio, es la parte del CV en la cual podés contar un poco sobre vos y tus aspiraciones. Esta sección te permite explayarte sobre tus habilidades, lo que estás buscando y por qué consideras que podés agregar valor a la empresa con tus aportes.


¿Y con respecto a mi formación académica?


Es importante que incluyas el nombre de la carrera que estás cursando, el estadio en el que te encontrás, es decir, cuántas materias ya aprobaste, y en qué universidad estás estudiando.


En caso de tener cursos realizados, también podés incluir el nombre del curso, la institución y el tiempo de cursada. Recordá incluir los cursos que correspondan con el puesto al cual te estás postulando.


En caso de haber realizado cursos que no tengan que ver con la posición de trabajo, te recomendamos que no los incluyas y aproveches ese espacio para poner información pertinente al puesto que estás buscando.


Ahora bien, llegamos a la experiencia laboral… ¿se te ocurre cómo estructurar esta sección y qué información volcar?


Antes que nada, intentá seguir un orden cronológico en los trabajos, colocando primero desde tu última experiencia laboral hasta la más antigua.


No te olvides de incluir los nombres de los puestos de trabajo que ocupaste, las fechas de inicio y fin de cada trabajo, el nombre de la empresa y las tareas que realizaste. Este punto es muy importante, ya que a los selectores les interesa saber cuáles son y fueron tus responsabilidades y en qué se basa tu experiencia laboral.


En caso de tener baches de tiempo en tu CV podés comentar qué estuviste haciendo durante ese tiempo, ya sea capacitaciones, cursos, viajes, etc.


Algo importante a tener en cuenta a la hora de plasmar cierta información: recordá incluir la experiencia y formación que hayas tenido en relación al puesto de trabajo que estás buscando. En caso de querer mostrar tu crecimiento dentro del área y la evolución que fuiste teniendo, está bueno ir agregando comentarios sobre las habilidades que has ido incorporando para llegar al puesto en cuestión.


En este punto, ¿conviene tener más de un CV?


Por supuesto que sí, en los casos en los que tu experiencia e interés tengan varias aristas, podés diseñar más de un CV, incluyendo en cada uno de ellos, tu formación y experiencia laboral acorde! Por ejemplo, si trabajas como desarrollador de sistemas, pero también das clases en la universidad, y tu interés es buscar trabajos en ambas posiciones, te conviene armar dos CVs especializados, orientando uno hacia el desarrollo y otro hacia la docencia, pudiendo destacar los aspectos más importantes en cada uno de ellos, y enfocándolo al puesto de trabajo que estás buscando.


¿Y qué pasa si todavía no tengo experiencia laboral?


No te preocupes, si todavía no tenés experiencia laboral comprobable y sentís que tu CV queda bastante vacío, podés aprovechar otras cuestiones para fortalecer tu curriculum.


  1. Potenciá tu extracto personal, volcando información importante sobre las características personales que te definen y las habilidades profesionales que desarrollaste en el transcurso de este tiempo.

  2. Agregá los trabajos que no tengan relación con el puesto que buscas, resaltando las habilidades que adquiriste en cada uno de ellos, con el fin de demostrar que hoy te sirven para desenvolverte de manera más productiva y organizada.

  3. Sumá información sobre por qué consideras que tu personalidad y capacidades pueden aplicar en la posición requerida, mostrando tu agregado de valor a la empresa, ya que si bien no tenés los conocimientos técnicos necesarios, tenés la actitud necesaria para afrontar el desafío de aprender lo que el puesto solicita.

  4. Ampliá la información pertinente sobre los cursos realizados, pudiendo dar cuenta de los temas vistos y los conocimientos adquiridos en cada uno de ellos.

  5. En cuanto a tu formación académica, también deberías ponerle énfasis a las materias que tuviste en la facultad orientadas al puesto que buscas, y explicar qué aporte hizo en tus conocimientos.


¡Demostrá que tus habilidades te permitirán desenvolverte adecuadamente en la posición que la empresa busca cubrir!


La mayoría de las veces, la elección no está en la experiencia laboral comprobable, sino en la actitud que tenés frente a la entrevista!


Cualquier inquietud o duda que tengas con el armado de tu CV, ¡escribinos! ¡Estamos para acompañar tu crecimiento!


#tipscv #cv #curriculum #curriculumvitae #tipsparaarmarelcv #busquedadetrabajo #trabajo #puestolaboral #puestodetrabajo

  • Icono social LinkedIn
  • Facebook icono social
  • Instagram